¿Cómo tramitar el RFC?

Una de las preguntas frecuentes de los usuarios es sobre las formas de cómo tramitar el RFC para la solvencia y acceso a los beneficios del estado. El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es un documento del Gobierno mexicano que trata de controlar y mejorar los sistemas de pago por aranceles.

Los contribuyentes, como son llamados los usuarios, son aquellos que pagan las cuentas. Se dividen en personas físicas constituidas por el ciudadano común y las morales siendo las empresas. Con la gestión del RFC se puede acceder a otros documentos como ayudas sociales, proyectos de acreditación y otros métodos de ayuda comercial.

Estas actividades son monitoreadas por el departamento de Servicio de Administración Tributaria (SAT) alojado en cada provincia del país. La vigencia y validad del RFC es de suma importancia, pues muchos de los documentos comerciales piden la solvencia de este arancel.

¿Todas las personas pueden tramitar el RFC?

La respuesta es afirmativa, pero las personas que deseen gestionarlo deben generar ganancias al estado. Es decir, debería tener un trabajo con el cual solventar. Es interesante acotar que el RFC es únicamente para personas que generen activos o tengan una entrada generosa.

Las leyes especifican a este sector como el sector trabajador, comercial, propietario de comercios y participantes del Régimen de incorporación Fiscal.

¿Por qué debo tramitar el FC?

Muchos de los contribuyentes en sus primeros pasos se hacían esta pregunta, pues es válido afirmar que lo único que se hará es pagar una cuota anual al Gobierno. Esta es una verdad a medias, porque se le estaría pagando una cantidad de dinero en base a las entradas anuales de la persona, pero a su vez, estaría accediendo a otros beneficios como:

  • Acreditación para proyectos públicos.
  • Pagos por gestiones públicas.
  • Acceso a ayudas sociales.
  • Solvencia de otros documentos.
  • Es un trámite obligatorio del estado.

Diferencias entre las personas físicas de las morales en el trámite RFC

A la hora de hacer los primeros trámites como la inscripción, suele surgir preguntas tan simples como la definición de las personas físicas o morales. Las personas físicas son todas aquellas que cuenta con una identidad conformada por un nombre, apellido, estado civil y edad.

Mientras que las personas morales son identificadas como una razón social y su posición es mucho más pasiva que las del resto de los actores. Las cuentas morales, solo pueden ser de índole mexicana. Sus ordenanzas legales solo le permiten contener esta identificación.

Los pagos se hacen de diferentes maneras, porque las entidades morales tienen que presentar las entradas y salidas del dinero frente al SAT todos los años. Las personas físicas solo mostrarán los comprobantes cuando sus entradas para el cálculo de la cuota final evaluar el resultado final.

Guía paso a paso: Métodos para tramitar el RFC

Tanto la consulta como la tramitación tradicional son realizadas bajo el mismo concepto y metodología, lo único que los diferencia es uno se va por consulta y otro por tramitar. Para el Trámite del RFC, es necesario acceder a la plataforma digital de la entidad a través del link: https://www.sat.gob.mx.

Luego, acceder hacia la opción en pantalla que indica “Trámites del RFC”, automáticamente redireccionará a una página donde se tendrá que rellenar un formulario.

Al momento de colocar el cursor sobre la opción antes menciona, se desplegará una lista de opciones sobre el mismo tema.

Para aquellos que van a gestionar por primera vez es necesario presionar el botón “Obtén tu RFC con la clave única de Registro de Población (CURP)”

Este será el momento de los usuarios de rellenar todos los datos solicitados con sumo cuidado de que sean los correctos. De lo contrario, el proceso podría estropearse y sufrir daños muy graves de manera que tendrá que asistir a una oficina gubernamental.

En la zona baja están los códigos captcha, los cuales tienen como función para el cuidado, ya que varios errores podrían tumbar todo el proceso desde el inicio. Para los desconocedores son las letras distorsionadas o figuras que evitan que el sitio oficial puedan ser víctima de hackeo u otros elementos maliciosos en la red.

Tras haber culminado todos estos pasos, y presionar el botón “continuar”. La página mostrará un nuevo segmento similar a los vistos en los perfiles de usuarios. Dentro de la interfaz estarán plasmados todos los documentos básicos y los estatus legales de la persona que vaya a consultar.

En caso de ser por primera vez, se tendrá la facilidad de imprimir el primer chequeo donde estará la clave y otras contraseñas confidenciales.

Vía presencial

Muchas personas aún prefieren los procesos tradicionales para la tramitación del RFC para contar con una mayor seguridad y confort. Sin embargo, igual que la modalidad online se deben seguir unos pasos muy sencillos, tales como:

Ubicar la oficina gubernamental más cercana

A lo largo de todo el territorio mexicano, existen varias oficinas del SAT alojadas en cada estado y provincia para la consulta de los estatus tributarios.

Solvencia de los documentos necesarios

Durante la cita para la conformación del trámite es necesario hacer entrega de una serie de requisitos como el CURP, RFC y el nombre completo del usuario.

Impresión de la consulta en cuestión

Esta modalidad limita al usuario en navegar en la página web, por lo que el gestor hace entrega de un oficio con todas las especificaciones actuales sobre las solvencias de impuestos. Si se requiere la tramitación de otros papeles el mismo usuario debe solicitar las certificaciones y otros mecanismos legales que ofrece la plataforma.

 

Deja un comentario